Tras asesinar a cinco presidentes, la izquierda denunciará al francotirador de Tarrasa por intrusismo profesional

En primer plano, el cuerpo abatido del presidente Canalejas en plena Puerta del Sol. En segundo plano, siete niños que habían hecho novillos, porque a don José lo mataron un martes por la mañana y era día lectivo. Hmmmm… Sospechoso. ¿Eran de verdad niños o no sería mejor decir que formaban parte de un comando de torrebrunos anarquistas? Qué temazo para el Iker Jiménez…

“Asesinamos a Juan Prim en 1870, a Cánovas del Castillo en 1893, a José Canalejas en 1912, a Eduardo Dato en 1921 y a Luis Carrero Blanco en 1973, y además lo intentamos dos veces con Antonio Maura (1904 y 1919) y al menos una vez con José María Aznar en 2001, cuando ya era presidente del Gobierno. La izquierda, en todas sus versiones (socialistas, republicanos, anarquistas y sozialistak), tiene una larguísima tradición democrática respetuosa con el medio ambiente en esto de los magnicidios en España, por lo que consideramos que en el caso del francotirador de Tarrasa —presuntamente derechista— detenido hace mes y medio por los mossos d’esquadra por planear un atentado contra Pedro Sánchez, se dan los requisitos necesarios del artículo 493 del Código Penal e instamos a que sea procesado por intrusismo profesional en grado de tentativa”.

PUBLICIDAD

Este el escrito presentado por la Unión de Magnicidas de Izquierdas (sector Histórico) ante el juzgado que investiga las circunstancias que llevaron a la detención hace unas semanas (sin especificar) de un sexagenario experto en tiro de precisión de balines sin antecedentes policiales que pidió ayuda en un grupo de whatsapp para localizar la agenda del presidente del Gobierno. Tócate los huevos, Mariloles. Según ha podido saber este periódico, el juez ha recibido el escrito con un suspiro mientras murmuraba: “tendría que haber hecho caso a mi madre y haber pedido el traslado a Canarias, coño”. 

PUBLICIDAD

Un portavoz de la Unión de Magnicidas ha añadido que “las informaciones que aseguran que la seguridad del presidente Sánchez jamás se vio comprometida y que fue denunciado por una militante de VOX confirman que para cargarse a un presidente del Gobierno no hay nada mejor que un buen pistolero de izquierda anarco-socialista republicano, que estos de derechas mucho honor, mucha patria y mucha banderita y luego mucho lirili y poquísimo lerele, no sé si me explico”.

Pues se explica bastante bien, para qué vamos a engañarnos.

> Otras noticias: