Los jueces exigen elegir a los ministros para garantizar (¿a que jode, eh?) la independencia del Poder Ejecutivo

Varios experimentos científicos aseguran que la mezcla de material genético de Borbones, Glücksburg, Austria y Hannover da magníficos resultados una de cada tres veces, tirando por lo bajo (o por lo alto, como en este caso). Por lo demás, esta es una foto de gente a la que le mandas a freír puñetas y sabrían cómo

En un comunicado conjunto remitido a la web de noticias jurídicas Confilegal, las principales asociaciones judiciales han advertido que “sus vais a enterar, cabrones”, y han exigido que sean los jueces, es decir, licenciados universitarios de verdad, no como otros, que después de renunciar durante muchos años de su juventud a tener amigos, a tomar el sol y a tener una vida sexual activa y sana aprobaron una oposición muy dura para después ingresar en la Escuela Judicial y de allí batirse el cobre en los juzgados de toda España tratando de recuperar en la medida de lo posible, pero sin conseguirlo, los amigos perdidos, el color de piel y la vida sexual activa y sana, los que elijan a los representantes del Poder Ejecutivo, también conocidos como ministros del Gobierno del Reino de España, incluido el presidente.

PUBLICIDAD

Para los jueces, “este novedoso sistema de elección de los ministros por parte de nosotros mismos no sólo garantizaría la independencia del Gobierno con respecto a los partidos políticos, sino que daría unos resultados excelentes, profesionales y en cualquier caso muy por encima de los que se han obtenido en España en los últimos cinco o seis cuatrienios (para los de la Logse que no sean funcionarios: periodo de tiempo de cuatro años)”.

PUBLICIDAD

En lo que respecta a la figura del presidente del Gobierno, las asociaciones de jueces creen que lo mejor es que sean los propios jueces los que digan a los  ministros elegidos por los jueces a quién de todos ellos deben votar para el cargo de presidente, “o lo que es lo mismo: asegurarnos el control del Gobierno por la puerta de atrás… ¿a que jode, eh? ¿A que jode mogollón, eh?, ¿eh?, ¿eh…?”. 

Las reacciones a este comunicado han sido variadas: desde la inmensa mayoría de los expañoles, que han asegurado que “joder, joder, jodeeeer, ¿dónde hay que firmar?”, hasta las de los principales partidos políticos, que han manifestado “eeeeh, aaaaaah, qué hijos de puta, hay que ver cómo nos han puesto en nuestro sitio”. A este respecto, el partido Podemos ha pedido paralizar democráticamente la renovación democrática del Consejo General del Poder Judicial hasta que todos los jueces sean demócratas de izquierdas, “como ocurre en países democráticos avanzados como la República Democrática de Venezuela, Corea Democrática del Norte o el País Imaginario Democrático de Neverland, en lo más alto del cielo, la segunda democrática estrella a la derecha, ñe, camino del democrático amanecer”.

>Otras noticias: