Carmena rectifica y permitirá ir en Falcon por Madrid Central

Falcon 900B con etiqueta medioambiental de la DGT que lo cataloga como vehículo sostenible, feminista y sustentable. No se verá bien, pero en una de las ventanillas está el Doctor Sánchez descojonándose. Sí, de ti.

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena (Altamira, 354891 a.C.), ha dado orden de que se rectifique el reglamento municipal sobre restricción de vehículos al área de Madrid Central para permitir que a partir del próximo viernes, 30 de noviembre, todos los madrileños que lo deseen puedan acceder en avión Falcon 900B al centro de la capital, eso sí, sólo en horario de 7 de la mañana a 10 de la noche de lunes a viernes, y siempre que el reactor en cuestión cuente con la preceptiva etiqueta de la DGT que lo cataloga como Vehículo Cien Por Cien Socialista (etiqueta morada), es decir: ecológico, sostenible, feminista y, lo que es más importante, sustentable.

PUBLICIDAD

Esta rectificación del teleñeco de la alcaldesa de Madrid ha sido posible gracias a un acuerdo con sus socios de investidura, los socialistas madrileños, que en un pleno secreto celebrado en la cocina de Carmena hicieron ver a la regidora que “es más que evidente que quien va en Falcon no va por gusto, sino por obligación, y es injusto que gente, qué se yo, como por ejemplo, pues, este, no sé… a ver, uno de tantos… el presidente del Gobierno, pues no vaya a poder acceder a Madrid Central para realizar sus compras de Navidad, que tiene mucho que regalar este año: a su mujer, a sus hijos, a los diputados del PNV y para qué hablar de todos los regalos que tiene que comprar para los independentistas catalanes presos y para los miembros del tribunal que juzgó su tesis doctoral… Esa cantidad de regalos le va a exigir desplazarse mucho para apoyar al pequeño y mediano comercio madrileño que sí que paga sus impuestos en Estepaís, no como Amazon, Apple o Pedro Duque”.

PUBLICIDAD

Según han relatado a este periódico varios testigos presenciales, fue en ese momento cuando la alcaldesa, conmovida, se derrumbó, siendo trasladada de inmediato en un coche eléctrico a su sarcófago en la sala de momias del Museo Arqueológico para que pudiera reponerse de lo bonito que había sido todo.

> Otras noticias: