Sánchez pide a Torra que aplace lo del baño de sangre hasta que le apruebe los Presupuestos

¡Pobrecito Doctor de los ojos azules (más o menos)! Está preso en sus votos, está preso en sus tules, en la jaula de mármol de La Moncloa real; el palacio soberbio que vigilan los guardas, que custodian cien negros (dícese del que escribe a otro sus textos, como una tesis doctoral) con sus cien alabardas, un pabloiglesias que no duerme y un VOX colosal (Rubén Darío, apócrifo)

El presidente del Gobierno, el Doctor (en Economía, dicen…) Sánchez, ha mostrado una enorme preocupación ante la llamada del presidente de la Generalidad catalana, Quim Torra, a transitar por la ‘Vía Eslovena’ hacia la independencia (para los de la Logse: la Vía Eslovena no es una calle de Vic, sino un proceso rápido de independencia durante la descomposición de Yugoslavia que dejó alrededor de medio centenar de muertos, unos cientos de heridos, una mediación rápida de la comunidad internacional para evitar una guerra en la frontera con Italia y bastante desgana de los serbios de Milosevic que pasaban mucho de los étnicos homogéneos eslovenos y se preparaban para someter a, slurp, Bosnia y, la salida al mar en, arf, Croacia; claro que los eslovenos no bailaban sardanas, no hacían dos días de dieta, ni levantaban peajes, sino que se habían pasado un año entero comprando misiles tierra-aire a Moscú para armar a un ya notable ejército creado en tiempos del mariscal Tito y entrenado para repeler una posible invasión soviética, y además que quién puñetas ha estado en Luibliana… en fin, que hay notables diferencias con lo que sería Cataluña, pero oye, qué sabremos nosotros de lo que es mejor para Cataluña, ni que fuéramos Guardiola…).

PUBLICIDAD

Retomemos. El presidente del Gobierno, el Doctor (en Economía, dicen) Sánchez, ha mostrado una enorme preocupación ante la posibilidad de que el baño de sangre reclamado por Torra y su Gobierno le ahogue la posibilidad de que los nacionalistas catalanes le voten los Presupuestos. Para frenar esta desagradable posibilidad, el Doctor Sánchez ha pedido a la Abogacía del Estado que estudie “sin ninguna prisa” qué medidas legales se podrían tomar para frenar al presidente Torra… ¿hemos dicho ya que sin ninguna prisa? Despacio, hombre, despacio, que hay que aprobar una subida descomunal de impuestos a los hidrocarburos para tener contentos a los españoles. Mira qué bien le va a Macron

PUBLICIDAD

En este sinsentido sentido, hoy se ha sabido que un abogado del Estado fue sorprendido ayer leyendo el Estatuto Básico del Empleado Público, la Ley de Seguridad Nacional y esa cosa llamada Constitución (artículo 149) mientras daba gritos de “¡Aquí está todo lo que se necesita!”. La conmoción fue enorme en el departamento con gritos de “¿Estás loco? ¡Que te va a oír Lola!”, “¡Joder, colega, que me acabo de comprar una casa!” y “¡A por él, a por él, que no salga del edificio!”. No fue hasta una hora después cuando el servicio de seguridad de la Abogacía del Estado logró reducir al librepensador y confinarlo en una celda aislada y acolchada a la espera de nuevo destino, posiblemente en la isla de Hierro.

> Otras noticias: