El FMI aconseja a los jóvenes españoles ahorrar para poder jubilarse ‘bien’ a los 88 o así

El futuro del sistema de  pensiones pasa por convencer a este tipo de aquí de que tiene que trabajar hasta los 88, pagar más impuestos, ahorrar todo lo que pueda y/o procrear (una cosa o la otra, como sabe todo padre de familia numerosa). En el caso de que todo lo anterior falle, también puede seguir votando a la izquierda, que le ofrecerá otras soluciones alternativas como, eh, ah, hmmm, argh, burp, eeeeh, buf, ah… otras soluciones alternativas

El Fondo Monetario Internacional (FMI), cuya directora, por cierto, cobra 350.000 euros anuales, ha enviado una comunicación al Gobierno de Estepáis, cuyo presidente, por cierto, tendrá derecho a paga vitalicia cuando le dé por convocar elecciones y (diostesalvemaría…) perderlas, en la que le traslada su preocupación por el futuro de las pensiones fruto del envejecimiento de la población y el gélido invierno demográfico.

PUBLICIDAD

El documento contiene una serie de recomendaciones urgentes como son las de que el Gobierno traslade la responsabilidad a los jóvenes que ahora se incorporan al mercado de trabajo de que ahorren al menos el 6 por ciento de su sueldo durante el resto de su vida laboral para poder jubilarse con 88 años y disfrutar de seguir vivo, “aunque, claro, con la pensión recortada, que las necesidades de una persona de 88 años no son muchas: papillas nutritivas, botella de oxígeno y fotos de familiares sonrientes a los que hace tiempo que no ves ni vas a ver en la habitación compartida de la residencia. Lo que viene siendo la vida milonga, a tutiplén, a lo loco”. 

PUBLICIDAD

Según una fuente del FMI en comunicación con este periódico “podríamos habernos ido a lo fácil; a decir al Gobierno de Supaís que acabe con las pensiones a los políticos, el despilfarro autonómico, recorte la administración y con todo el dinero ahorrado lleve a cabo un plan de fomento de la natalidad y de protección de las familias numerosas que asegure el futuro de esta estafa piramidal las pensiones. El problema es que nos parecieron recetas populistas por cuanto trasladan la responsabilidad del futuro a que las mujeres quieran quedarse embarazadas, cortando de raíz sus posibilidades de ser algún día directoras del FMI. Y a eso no hay cojones, y ya me entiende”.

Los expertos aseguran, además, que estas soluciones necesitarían del apoyo decidido de los hombres, que tendrían la obligación de encontrar un hueco entre los 14-18 partidos de fútbol semanales, el grupo de whatsapp con los amigotes y las 36 horas semanales que pasa de media un individuo buscando algo bueno que ver en Netflix. “En esa vorágine, encontrar quince minutos cada dos semanas para poder yacer (para los de la Logse: follar) y además bien, a lo varón feminista sensible, es un imposible metafísico, por lo que nos inclinamos por la recomendación del ahorro y del recorte de las pensiones. A ver, que es otra forma de joder y lo que es mejor, luego no hay que lavar las sábanas y se ahorra agua, a lo ecosostenible”.

En este sentido, la primera reacción de las recomendaciones del FMI ya se ha producido en la persona de la líder de Podemos, Irene Montero, que ha   advertido de que no aceptarán que se recorten ultraderechistamente las pensiones y se alargue ‘a lo fascista’ la edad de jubilación, como tampoco que se recorte extremaderechamente el despilfarro en la función pública ni se fomente franquistamente la natalidad. “Hay más soluciones para asegurar el futuro de las pensiones”, ha asegurado Montero. Preguntada por cuáles serían esas soluciones, ha respondido que “hay más soluciones”. Insistida en que especifique cuáles, la líder comunista ha añadido que “hay más soluciones”, cayendo en un bucle infinito muy aplaudido por las centrales sindicales, que han confirmado que «hay más soluciones».

> Otras noticias: