Atendido por un ataque agudo de risa el jefe de ETA Mikel Antza tras ser liberado en Barajas  

Mikel Antza en el momento de su detención en Francia en 2004, ensayando la sonrisa que se le va a quedar para siempre al saber que el número uno de la banda ETA desde 1993 a 2004 no tiene causa pendiente alguna en España. Ya, ya… Si yo también pensaba que era una broma cuando me enteré. Pero qué va. Hay alguien en la Audiencia Nacional a quien le van a tener que hacerle los pantalones a medida de lo cuadrado que tiene los huevos.

Mikel Albisu Uriarte, alias “Mikel Antza(San Sebastián, 1961), jefe de ETA desde 1993 hasta su detención en Francia en 2004, y responsable durante ese tiempo como número uno de la banda de la muerte de al menos 138 personas de múltiples, variadas e imaginativas formas (tiro en la nuca, bomba lapa, emboscada a patrulla, artefacto explosivo y un largo etcétera que incluye el secuestro y asesinato de Miguel Ángel Blanco), fue puesto en libertad en la mañana de hoy nada más llegar al aeropuerto de Madrid tras ser deportado por las autoridades francesas después de haber cumplido 14 años de reclusión por una condena de 20 años por militar en una organización terrorista, y ya. A mes por asesinato, o algo así, o ni eso.

Según el relato de los hechos, a su llegada a Barajas, la Policía Nacional retuvo al etarra durante unos minutos hasta comprobar, tras comunicación con la Audiencia Nacional, que no hay ninguna orden de detención contra él. Según fuentes policiales, la comprobación se realizó una segunda vez para comprobar que no era una broma. Tras certificar que en la Audiencia Nacional hay gente con los huevos cuadrados, Antza fue puesto en libertad para que pueda, como ciudadano libre y sin antecedentes penales en España, hacer lo que quiera: desde meterse tres botellines por el culo (es un decir, aunque ojalá) hasta trasladarse a su ciudad natal de San Sebastián (para los de la Logse: Donostia) para recibir allí algún homenaje que otro, aurresku, chistorra y brindis con txakoli incluidos.

Sin embargo, no todo fueron alegrías ayer para Antza (que desde 2012 lideraba el frente de presos etarras que controla las posibles disensiones), que vio cómo el atasco brutal que se montó en Madrid por el bloqueo de la M-40 por parte de los taxistas dificultó la llegada de sus familiares que le venían a recoger y cómo ese mismo atasco ralentizó su posterior partida hacia Guipúzcoa (para los de la Logse: Gipuzkoa).

Según han relatado varios testigos presenciales a este periódico, Mikel Antza, viendo el atasco que se había montado, realizó varios comentarios sobre el particular, reseñando su honda preocupación la baja calidad democrática de Estepaís y el poquísimo respeto que hay hacia el Estado de Derecho en Estepaís que permite que los taxistas se salgan con la suya y hagan la vida difícil a otras personas. “Esto con Franco no pasaba”, se ha oído decir al jefe etarra antes de que le entrara un ataque de risa prolongado. Como el ataque persistía hasta casi dejarle sin respiración, Antza tuvo que ser atendido por un equipo de urgencias que logró estabilizarlo enseñándole durante unos segundos una foto de Irene Villa cuando la banda dirigida por Antza le arrancó las piernas a bombazos a la tierna edad de 12 años.

Según ha podido saber este periódico, Mikel Antza, escritor prolífico, retomará su actividad literaria en las próximas fechas mientras aguarda anhelante la excarcelación de su pareja, Soledad Iparraguirre, alias “Anboto”, alias “Marisol”, sentenciada en Francia por ser la jefe de Administración de la banda en 2004 y a la que se vincula con 14 asesinatos cometidos durante su pertenencia al llamado Comando Araba, primero, y después al Comando Madrid. Esta última información sólo la hemos escrito por si algún fiscal nos lee. Que seguro que alguno nos lee. Si La Gallina Ilustrada la lee todo el mundo. Luego hacen como que no y que sólo leen la sección de Internacional de El País, pero ya te digo que nos leen. Y ahora mismo, con cierta vergüenza de sí mismos. O eso esperamos.

> Otras noticias: