Maduro da ocho días a Sánchez para convocar elecciones o reconocerá a Íñigo Errejón

El presidente Maduro, en una alocución televisada, enseñando cómo se redondean los dos mocos que se ha sacado de sendos agujeros de la nariz. Qué asco, Dios. ¿Quién es el enfermo que hace los pies de foto en La Gallina Ilustrada? Por favor…

El presidente de Venezuela, Nicolás “Arepa Rellena de Chancho” Maduro, ha comunicado al Gobierno español su intención de “reconocer como presidente interino de España a ese muchacho, Íñigo Errejón, si el Doctor Pedro Sánchez no convoca elecciones generales libres y democráticas en el plazo de ocho días, que a este juego podemos jugar los dos, cara e’güevo”.

PUBLICIDAD

La respuesta del presidente Sánchez no se ha hecho esperar, y en un durísimo comunicado, ha asegurado que “yo lo dije primer”. Lo que ha sido contestado desde la Cancillería venezolana con un sentido “ñañañañaña”.

PUBLICIDAD

Desde la sede de Podemos en Galapagar, su líder, Pablo Iglesias, ha reaccionado con cierto enfado: “Cojones, es que no puede uno ponerse de baja paternal” y se ha puesto en contacto con, Nicolás Maduro, “un antiguo cliente” para que reconsidere su ultimátum. “He comunicado al presidente Maduro que aunque tiene más razón que un santo laico, quizá no es el mejor momento para Podemos vaya a unas elecciones, que tengo que replantear la estrategia política de la formación en cuanto deje de llorar, que me estoy hinchando a llorar, con pataleta incluida. Hay veces que mis hijos y yo hacemos trío de llantos y entonces viene Irene y amenaza con irse con Íñigo si sigo siendo, y cito sus palabras literales y algo fascistas: ‘un bragazas’”.

Las reacciones en los demás partidos a la decisión de Maduro ha sido variada, desde las carcajadas en el caso del Partido Popular y VOX, al silencio absoluto en el caso de Ciudadanos, cuyo líder, Albert Rivera, esperará a que el ordenador que hace la veces de vicepresidente político de la formación naranja termine de analizar todas las encuestas y le diga qué es lo que tiene que pensar sobre este particular.

Este periódico ha tratado de ponerse en contacto con Íñigo Errejón (Madrid, 2004)pero sus padres no le han dejado ponerse al teléfono “hasta que no ordene su cuarto y prometa que no va a volver a salir con esa señora mayor con la que va”.

> Otras noticias: