Marie Kondo aconseja a Iglesias poner orden en Podemos y quedarse con sólo tres militantes

Hay algo en esta imagen… La tristeza que desprende, la soledad del líder, el pelo fosco y quizá algo espeso de la que está detrás… Y hay algo más, pero ni idea de lo que es… Quizá… No, no he dicho nada.

La coach… perdón, la orientadora japonesa Marie Kondo, célebre por su método KonMari y sus programas sobre orden en casa emitidos en la plataforma de los cojones… perdón, Netflix, ha pasado unos días en Madrid invitada por el líder de Podemos, Pablo Iglesias Turrión, con el fin de enseñarle el cuartel general de Podemos. Kondo, que se mostró horrorizada con el desorden que reina en la formación morada y la sobrepoblación de cargos en el Consejo Estatal de Podemos , recomendó al dirigente comunista que “最初のステップとして、あなたを幸せにしないすべての過激派を取り除く”, a lo que Iglesias contestó que “¿lo cuálo?”, momento en el que la traductora de la señora Kondo le informó con una amplia sonrisa de que “Como primera medida, deshacerse de todos los militantes que no le hagan feliz y quedarse con un máximo de tres”.

PUBLICIDAD

Iglesias agradeció el consejo “porque fíjate qué casualidad, es lo que estaba haciendo desde hace un mes, por intuición, más que nada… aunque yo pensaba quedarme con cuatro”. La respuesta de Marie Kondo no se hizo esperar: “He dicho tres”. A sus espaldas, el secretario de Organización de la formación morada, Pablo Echenique, musitó “muchos me parecen”, antes de pasarle una rueda de su carrito por encima del delicado pie derecho de la japonesa, que sacó una katana, rebanó la cabeza de Echenique, lamió la sangre de la hoja, y volviéndose a Iglesias afirmó con una sonrisa: “Tres”.

PUBLICIDAD

Iglesias, que agradeció el gesto de la japonesa “esto me simplifica las cosas”, prometió dedicarse en cuerpo y alma a la tarea. “A ver si para antes de las elecciones municipales y autonómicas ya tengo todo esto despejado, que digo yo que al ritmo que voy, seguro”.

“Más te vale, maldito haragán occidental”, señaló Marie Kondo enfundando la katana antes de enseñar al líder de Podemos la manera correcta de agradecer los servicios prestados y doblar bien los cadáveres políticos que fuera dejando “para que no ocupen mucho”.

> Otras noticias: