La Seguridad Social confirma que enero cerró con 204.865 nuevos solicitantes de elecciones generales

Aquí, la cola de voluntarios para apuntarse como presidentes de mesa electoral, secretarios o interventores en la llamada fiesta de la democracia

La Tesorería General de la Seguridad Social ha confirmado que enero cerró con 204.865 nuevos solicitantes de elecciones generales, la cifra más alta en este mismo mes desde la recesión de 2013. Por sectores, la solicitud de elecciones generales urgentes para que decidamos si nos gobierna un supuesto doctor en Economía en alianza con una manada de comunistas y separatistas o si vuelve la derecha una vez más a arreglar el desastre, ha crecido tanto entre los trabajadores por cuenta ajena como entre los autónomos, aunque se mantiene estable en el sector de mujeres del presidente del Gobierno (1), que permanece inalterable por séptimo mes consecutivo.

A pesar de estos datos, y de la subida general de 83.464 parados nuevos votantes de derechas, el Gobierno ha señalado que “hay otros datos que nos obligan a alargar la legislatura todo lo que podamos, como el descenso vertiginoso de la solicitud de elecciones generales en el sector estratégico de empleados de cáterin de aviones presidenciales, como lo demuestran los post-it encontrados en los sillones del Falcon del presidente con frases de ánimo como ‘viva la madre que te parió’, ‘a mi nuevo chalet en Benalmádena lo he llamado Villa Sánchez’ y consejos como ’un poquito de mantequilla en el caviar refuerza el sabor de la socialdemocracia de corte igualitario/a, oh, líder”.

En este sentido, el secretario de Estado de Seguridad Social, el licenciado en Filosofía y Letras Octavio Granado, ha asegurado que confía en que fracasen los vaticinios del Banco de España sobre el riesgo de creación de cientos de miles de desempleados solicitantes de elecciones generales tras la subida del Salario Mínimo Interprofesional. “No sería la primera vez que el Banco de España se equivoca cuando gobernamos los socialistas. Un ejemplo de esto sería cuando el Gobierno de Zapatero aseguró que el estado general de la banca en Estepaís era de una solidez que ni el iceberg del Titanic y ellos dijeron que en efecto y que todo avante”.

> Otras noticias: