Los taxistas lamentan que Sánchez no necesite sus votos para aprobar los Presupuestos

‘Too expensive, too furious’, la película 

“Y es lo que digo yo, porque mire usted, que si en vez de los votos de los indepes catalufos, el Pedro Sánchez necesitara los votos de los taxistas para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, ya le digo yo que los VTC de los cojones sólo iban a poder circular en año bisiesto cada 31 de junio en horario de trece de la noche a 46 de fahrenhait los siglos alternos siempre que hubieran sido contratados con dos generaciones de antelación”. Quien así se expresa en comunicación con este periódico es un portavoz de las asociaciones del taxi que han estado haciendo el canelo huelga durante dos semanas mientras el Gobierno de la nación de naciones miraba hacia el tendido.

PUBLICIDAD

“Hemos pensado en constituirnos en partido político porque es lo que yo digo, mire usted, que si somos 15.000 taxistas en Madrid y cada uno de nosotros tenemos cuatro familiares (suegra y tal) en edad de votar, pues unos 60.000 votos y uno o dos diputados ya sacamos. Y eso sin contar a los amigos. Y digo que sin contar a los amigos porque los taxistas, no se por qué, no tenemos. Ya ve usted qué extrañ… ¡desgraciauuuuuuu, pues no han pasado tres nanosegundos desde que el semáforo se ha puesto en verde y el tonto de los cojones del coche de delante no ha arrancado!. ¡Me cago en tos tus muertos!, andaaaaaa, capulloooo, que vas de paseo, que aquí algunos trabajamos, muerto de hambreeeeee, hijoputaaaaaa…”.

PUBLICIDAD

“Perdone usted —ha continuado el portavoz del gremio del taxi—, ¿dónde estábamos…? Ah, sí, en lo de los amigos. Pues ya le digo, que no nos explicamos por qué, los taxistas tenemos pocos amigos. Y ahí tenemos más afinidad con el presidente Sánchez, que tampoco tiene, y para uno que tenía, el Pepu Hernández, le destruye la reputación. Aunque ya le digo que la jugada esa de pick and roll tiene fecha de caducidad en el baloncesto, que yo de eso sé mucho, que he llevado a Fernando Romay como cuatro veces…. Y una cosa le digo, porque se lo digo yo, ¿eh? que este presidente no es doctor en Economía. ¿Qué va a ser, hombre, qué va a ser…? Porque vamos a ver, como digo yo, si a mí el taxi me da diez y me gasto once, pues ya voy mal, ¿no? Pues con lo de los Presupuestos, lo mismo. Se lo digo yo, que soy Honoris Causa por la Universidad Laboral de la Vida”.

«Me ha dicho que íbamos a Urgencias de La Paz, ¿no? ¿Qué tal va ese infarto? ¿Oiga, oiga…? Pues no se me ha muerto el tío en el taxis, cagüen… Y a ver como quito yo ahora esas manchas de putrefacción…».

> Otras noticias: