Dani Mateo, Eva Hache y Torra, premios ex aequo Princesa de Asturias de la Concordia

Sí, ya, broma. Una vez le dieron el Premio Nobel de la Paz a Yaser Arafat, el Premio “Español del Año” a Jordi Pujol y el Premio a la Libertad de Prensa a Nicolás Maduro. Esto es mucho más psoeible, digo, posible

El jurado de los Premios Princesa Asturias ha reconocido “la extraordinaria labor y su contribución de forma ejemplar y relevante al entendimiento, a la convivencia en paz entre los seres humanos y a su apuesta extraordinaria por la apertura de nuevos horizontes al conocimiento”, a los excelentísimos señores Daniel Mateo y Joaquim Torra y a la excelentísima señora Eva Hache, por lo que les concede el premio Princesa de Asturias a la Concordia 2019 ex aequo (para los de la Logse: compartido o por igual).

Un portavoz del jurado ha confirmado en rueda de prensa que “cuando Joaquim Torra califica a los españoles —entre los que no se incluye por respeto, pudor y/o modestia— como “bestias con forma humana que destilan odio”; cuando Dani Mateo usa toda la inteligencia de su humor didáctico y se suena los mocos en la bandera española o cuando Eva Hache ahonda en lo mejor de su ingenio y llama ‘mierdas’ a los manifestantes pacíficos que reclamaban el cumplimiento de la promesa del presidente del Gobierno de convocar elecciones, en realidad lo que… eh… ah… uffff… joder, no sé cómo salir de esto…”.

Fue en ese momento cuando el portavoz, tras musitar “es la última vez que ponemos orujo al jurado” se colocó unas gafas de sol, sacó un neuralizador alienígena del bolsillo y pidió a los periodistas presentes que miraran un momento hacia el aparatito. Tras un breve destello, el portavoz animó a los periodistas a volver a la Facultad y hacer otra carrera, “la que sea, no sé, una en la que tras años de estudio de asignaturas de redacción, ética, literatura, sociología, estadística, derecho, etc., no acabes poniendo ‘zasca’ en un titular y haciendo noticias-cebo en twitter y pretendiendo vivir de ello, que parecéis tontos, coño”.

Tras estas palabras, los periodistas presentes aclamaron al portavoz del jurado, le rodearon y le sacaron a hombros en dirección (lejana) al río Nervión, a donde fue arrojado entre grandes vítores de reconocimiento “al primer tipo que, a riesgo de su vida, nos ha dado un zasca, el muy hijoputa”.

> Otras noticias: