Aena elimina el aviso a los “señores pasajeros” para evitar que las mujeres de izquierdas se queden en tierra

Estas terribles imágenes de mujeres de izquierdas excluidas de la navegación aére… espera, ¿está limpio ese pelo? A ver si no van a ser de izquierdas…

«No, no hemos retirado el ‘señores pasajeros’ porque seamos retrasados, perdóname, pero esa es la conclusión fácil» –ha asegurado a este periódico una fuente de la  empresa pública Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena)– «tienes que comprender que teníamos un verdadero problema con las mujeres empoderadas, feministas y personas con bigotillo supralabial en general, que cuando sonaba el aviso de embarque de ‘señores pasajeros’ se quedaban clavadas en el asiento de la sala de espera mirando a un punto indeterminado de la pared o seguían comprando «50 sombras de Grey» en el Duty o, si eran muy rollizas, se apuntaban a Femen, con los naturales inconvenientes que causaban a los demás pasajeros. Muchas de ellas, después de perder el vuelo, incluso nos han llegado a exigir un nuevo avión sin forma de falo y que los pilotos sean mujeres para evitar el mansplaining que supone que un hombre te despegue, te diga qué temperatura hace en destino y te aterrice… yo qué sé, tío, no me mires así, cuando estás loca del coño, pues estás loca del coño y afecta a la seguridad».

PUBLICIDAD

“Y eso -continúa el portavoz de Aena- sin hablar de los costes que nos suponía que el personal de tierra tuviera que llevar encima el Diccionario Panhispánico de Dudas de la Real Academia, que cuesta un congo y pesa lo suyo, para tratar de convencer a estas pasajeras de que el uso del masculino en plural como genérico no es una decisión cristofascista, pero no servia de mucho porque la inmensa mayoría de ellas se niega a reconocer ‘la autoridad de la Real Academia del Estado Español, porque dicen que los académicos se eligen entre ellos, en vez de dejar que la gente vote y puedan democratizar esa institución con  escritoras comprometidas como Almudena Grandes, Gemma Nierga, Belén Esteban y tal’. Te juro que es así, tío, no me mires así. Que Aena no hace nada si no hay un problema detrás. ¿Te acuerdas de cuándo pusimos las botellas de agua de las máquinas del aeropuerto a 3 putos euros, que ni que fuéramos una tienda de la Puerta del Sol para turistas, pues no era porque fuéramos unos cabrones miserables como decíais, sino porque estamos muy comprometidos con el ahorro de agua, como los hoteles con las toallas o los okupas con sus cuerpos».

PUBLICIDAD

Aena también ha confirmado que para celebrar la llegada del lenguaje inclusivo a las vidas aeroportuarias de millones de españoles y españolas, durante la próxima semana habrá un descuento en el café con leche y en los sandwiches mixtos de las cafeterías de los aeropuertos de Aena, que pasarán a costar 38 y 69 euros, respectivamente “y se podrán pagar en doce mensualidades con un TIN del 8 por ciento, TAE 14 por ciento, sujeto a aprobación por parte de Santander Finance Consumer”. Fuentes de los servicios de restauración de Aena han asegurado que “por supuesto, este descuento no supondrá cambio alguno en la calidad del café que servimos, que seguirá siendo una porquería”.

En todo este sinsentido, acabamos de saber que hace unos minutos, la Policía ha detenido al escritor, periodista y académico Arturo Pérez-Reverte cuando deambulaba por la Terminal 1 del Aeropuerto Adolfo Suárez de Madrid-Barajas y de los Grandes Expresos del Norte, armado con un bidón de gasolina al grito machista de “¡Vais a arder todos, hijos de puta!”.

> Otras noticias: