Los diputados dejan atrás sus diferencias y por el bien de España acuerdan seguir cobrando el sueldo hasta mayo

Lo que no entendemos es por qué las luces siguen encendidas, con lo que chupan. Como si la factura de la luz la pagasen otr… huy, espera…

“Por España, todo por España”, con este grito que ha levantado una salva de aplausos y vivas al contribuyente español medio que se levanta a las 7 de la mañana y que las pasa putas para llegar a fin de mes, concluyó ayer la reunión de la Mesa del Congreso que aprobó por unanimidad de los portavoces de todos los grupos parlamentarios que los 349 diputados, sus 271 asistentes y Gabriel Rufián, sigan cobrando el sueldo íntegro hasta la constitución de las nuevas Cortes, hecho que ocurrirá dentro de apenas dos meses y 16 días, quien dice pasado mañana, el 21 de mayo. Todos los partidos con representación se han felicitado por la vuelta al consenso charlamentario “básico en una democracia consolidada” después de una legislatura convulsa en la que la crispación se ha adueñado en demasiadas ocasiones de la pista número 1 del Gran Circo Parlamentario. “Esperamos que a partir de este consenso básico, que nos devuelve a los tiempos felices de la Transición, seamos capaces de avanzar todos juntos en otras medidas urgentes para el bien de Estepaís como aumentar la asignación económica por voto directo, elevar la cuantía para los desplazamientos en taxi de sus señorías debido a la subida de los precios del transporte público y, quizá lo más importante, volver a poner los combinados nacionales del bar del Congreso a precio de cafetería afgana, que esto, sereno, hics, no se aguanta”, según han asegurado, abrazados los unos a los otros, los cinco miembros de la Mesa de la Diputación Permanente: Ana Pastor (Presidencia), Micaela Navarro (PSOE), José Ignacio Prendes (Ciudadanos), Gloria Elizo (Podemos) y Alicia Sánchez Camacho (Corporación Dermoestética).

PUBLICIDAD

La reacción de los 271 asistentes de los diputados, que también percibirán sus sueldos íntegros, no se ha hecho esperar, y en una rueda de prensa conjunta celebrada en la Sala Felisuco (en homenaje al eximio parlamentario montañés) han celebrado la medida de seguir cobrando por no trabajar al grito emocionado de “¡Esa Mesa como mola, se merece una ola, uh, uh, uh!”, antes de proceder, de derecha a izquierda a recrear una ola mexicana, abrazarse y tirar confeti.

PUBLICIDAD

Este periódico ha tratado, a las once y veinticinco horas de la mañana de hoy, de ponerse en contacto con los portavoces de los grupos parlamentarios, pero un ujier nos ha confirmado que “uuuuuh, pero si aquí no hay nadie, que esto está disuelto según Real Decreto 129/2019 publicado ayer en el Boletín Oficial del Estado. A lo mejor en la cafetería hay alguien… Espere, que le paso”.

> Otras noticias: