Sale hacia Yemen el grupo de voluntarias feministas que luchará contra el patriarcado en los países islámicos

Overbooking de feministas, oiga

Hoy, tras constatar que España es el quinto mejor país del mundo para la igualdad entre hombres y mujeres (sólo por debajo de los países coñazos nórdicos) y que aquí el feminismo tiene poco que rascar como no sean subvenciones, escaños y gimoteos acomplejados de candidatos varones del Partido Popular, a primera hora de la tarde ha partido del Aeropuerto de Barajas el vuelo 8888 de Nofuckingway Airlines con destino a la capital de Yemen (Saná, quesito), con escala en el País de los Unicornios y en la isla de Nunca Jamás. El avión, que transporta un total de 0 voluntarias feministas que se incorporarán al autodenominado Batallón Hispano-Empoderado que lucha desde el pasado 29 de febrero contra el heteropatriarcado machirulo islamista, ha salido de la pista 37 del Adolfo Suárez en dirección al Polo Norte dejando tras de sí estelas de arcoiris, confeti y chuches. Muchas chuches.

PUBLICIDAD

Fueron muchas las mujeres que se agolparon en el aeropuerto para despedir a estas luchadoras por la libertad. Allí se pudo ver, entre otras figuras feministas destacadas, a Jane Doe, Nomen Nescio, Jessica Rabbit, Lilit, Lisístrata (muy abucheada por los trabajadores varones del aeropuerto con algo de cultura general), a una diputada de Ciudadanos con las ideas claras y a Iñaki Gabilondo. Precisamente, el periodista, y autodeclarado feminazi por vaya usted a saber qué hostias le pasa a este hombre que siempre va con la corriente, ha sido el único (por motivos físicos) que se ha acercado al ventanal del Aeropuerto Adolfo Suárez Madrid Barajas y de los Grandes Expresos Europeos para decir adiós con la mano a un vuelo de Air Nostrum que no tenía nada que ver con el asunto que nos y nas ocupa.

PUBLICIDAD

La decisión de elegir Yemen como primera etapa de un largo periplo de combate por la igualdad que les llevará por alrededor de una cincuentena de países en los que la mujer está apenas por debajo del burro en la escala social no ha sido al azar. Además de que es el peor país para nacer mujer, Yemen es considerado, según ha declarado una portavoz de las voluntarias feministas contra la opresión musulmana: “                                                                                   “ para a continuación añadir que “                                            “, tras lo cual se ha echado a llorar de pura emoción. O eso nos ha asegurado una redactora de Público que nos juraba que ella sí que la veía.

En declaraciones a nuestro corresponsal en Yemen, las autoridades islamistas yemeníes han lamentado “no saber nada de ese vuelo 8888 de Nofuckingway Airlines lleno de feministas”. “Y digo que lo lamentamos porque nos estábamos haciendo ilusiones”, ha asegurado un clérigo islamista volviendo a guardarse sus genitales dentro de su thawb.

> Otras noticias: