El Partido Popular conmemora el 37º aniversario de la primera vez que pidió el voto útil

El segundo y el tercer titular son ya parte de los extraordinarios logros del Partido Popular en estos 37 años que han pasado volando voy, volando vengo y en el escaño yo me entretengo

Con una gran fiesta en la que no faltaron DJ’s, enanos, chicas bien hechas y Javier Arenas, el Partido Popular ha celebrado el trigésimo séptimo aniversario de aquel día histórico de 1982 en el que Manuel Fraga apeló a los votantes de la UCD a que utilizaran el “voto útil” para frenar la llegada del socialismo al Gobierno. Los votantes del centro derecha tradicional atendieron la llamada del líder gallego (de Fraga, no del otro), pero no sirvió de nada. El socialismo llegó y se instaló durante 14 años en La Moncloa para delicia de millones de españoles que no sabían cómo perder el trabajo para pasar más tiempo en casa. Desde entonces, y durante decenas de elecciones, los populares han apelado al voto útil para poder frenar desde la moderación las ansias nacionalistas (éxito inenarrable del PP en este punto), para poder exhumar los restos de Montesquieu enterrados por la izquierda (aquí, los populares tampoco lo han hecho demasiado bien, tirando a muy mal), para defender el derecho a la vida (pues tampoco), para que no hubiera ni una amnistía fiscal más en España (eeeehhhh… algo falló), para detener las leyes de inmersión lingüísticas (en Valencia y en Galicia acabaron imponiéndolas los propios populares), para bajar los impuestos (ja, ja, ja…), para derogar leyes como la de Memoria Histérica (casi, casi… diez años más y seguro que hacen algo), para frenar la corrupción (¡…gensanta!) y para aplicar reformas liberales a la economía española (salvo en lo de agilizar la creación de empresas, en lo de bajar la cuota de autónomos, en reducir la burocracia y en abusar del endeudamiento público, en el resto, si lo hay, han estado fenomenal).

PUBLICIDAD

En la fiesta, a la que asistieron todos los cargos populares de los últimos 37 años, salvo sus ex gerentes y Cristina Cifuentes, que no recibieron la invitación «por un error en el envío de Correos», o algo así, se corearon versiones de canciones dedicadas a sus votantes útiles como “Me haces tanto bien”, “Eres tonto, Simón” y el éxito de la noche: Lo estás haciendo muy bien. Precisamente durante esta última canción, se vio a los candidatos populares adueñándose de la pista para cantar a voz en grito la estrofa versionada de: “Pero votante no pares, / tú sigue y no hables, / que Dios te lo pague, que lo haces muy bien, / y mientras yo me concentro, vótame muy contento, / que ya llega el momento y lo haces muy bien”.

PUBLICIDAD

En este sentido, la Plataforma de Afectados por el Voto Útil ha confirmado que “bueeeeeno, una vez más y ya”.

Adenda: Por su interés, aquí un artículo de Emilio Campmany sobre el asunto del voto útil.

> Otras noticias: