Tirar la consola por la ventana, una solución rápida y fiable para acabar con la adicción al Fortnite

Dependiendo de la altura. las probabilidades de curar la adicción al Fortnite son de entre un cien por cien para un piso 24 (en la imagen, padre residente en las Torres Blancas de Madrid decidido a acabar con el asuntillo de la meningitis ludópata de su hijo) y de un 99,3 por ciento para un primero o falso entresuelo.

Ante la pandemia de niños, jóvenes y/o descerebrados adictos al videojuego de disparos Fortnite en su versión Battle Royale (el último en pie, gana) científicos de la Universidad de San Andreas aseguran en un artículo publicado en el Journal of Psychiatry and Neuroscience, haber descubierto lo que podría ser la primera cura fiable para esta adicción al Fortnite. “Avances en el procedimiento educativo de arrojar la consola por la ventana en dirección al suelo aprovechando la constante gravitacional de la Tierra en relación a otros objetos con masa para la remisión de ludopatías”, que es el larguísimo título del artículo, concluye que se observa una alta tasa de éxito, “casi del cien por cien si se arroja la consola desde más arriba de un primer piso”, en todas las pruebas realizadas con individuos en edad estudiantil abducidos por este videojuego del demonio. “Las observaciones del proceso que sigue al momento en el que uno de los progenitores decide tomar el rábano por las hojas y arrojar la consola u ordenador por la ventana ante la mirada estupefacta del niño, adolescente o primate en general, son concluyentes: en el 99,3 por ciento de los casos, los ludópatas recuperaban el color perdido de la cara en menos de diez minutos, menos de cinco si el padre, además, le daba dos hostias bofetadas como panes para que dejara de gritar”.

PUBLICIDAD

En este último punto, los investigadores universitarios advierten de que corregir proporcional y paternalmente con la mano abierta en la cara del gilipollas jugador de Fortnite en cuestión está excluido por ley en los siguientes países: España. Fin de la relación.

PUBLICIDAD

También en este sentido, los científicos aconsejan tirar la consola por la ventana sólo después de haber observado que no hay nadie ni nada abajo, “sólo el frío y duro pavimento; frío, duro y con baches en el caso de las siguientes capitales de Europa Occidental: Madrid. Fin de la relación”.

> Otras noticias: