Un candidato sin antecedentes penales, la sorpresa que Podemos reserva para sus listas electorales

Por favor, que sea la perspectiva, porque si no lo es, o Echenique tiene una cabeza de jíbaro al lado o debería ir al médico a mirarse esa hidrocefalia. Nah, tiene que ser la perspectiva. Ojalá lo sea.

“Y no sólo sin antecedentes, sino que ha trabajado durante 20 años en el sector privado y sabe lo que es pagar nóminas a sus empleados y sufrir para sacar adelante una pequeña empresa sin ningún tipo de subvenciones”. Así lo ha asegurado —rascándose la cabeza con la pata trasera— una fuente de Podemos a este periódico. “Yo no sé dónde lo habrán encontrado, pero este fichaje es mucho más que una sorpresa, es un bombazo sólo comparable a cuando ficharon a un general para que se partiera la cara en primarias contra activistas del 15-M”, aseguró la misma fuente antes de dar tres vueltas sobre sí mismo y con un suspiro hacerse un ovillo sobre una manta vieja cerca de la ventana con el hocico pegado al cristal.

PUBLICIDAD

El rumor, que es la antesala de la noticia, no ha sentado muy bien al sector anticapitalista de Podemos, que ha exigido una consulta a las bases antes de dar por buena la incorporación a las listas electorales del partido de la gente de alguien inmaculado que jamás ha cobrado una beca de forma irregular, que ha pagado las cotizaciones de sus empleados, que nunca ha cobrado del Gobierno venezolano, que no ha matado ni a un solo machito, que jamás ha asaltado una capilla, que nunca ha robado en un Mercadona, que no ha hecho cine, que jamás ha tenido un centro para dar cursos de formación de la UGT y un larguísimo etcétera…”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, desde el sector pablista de la formación morada se defiende la posibilidad de presentar a una buena persona. “Sólo es una, no vayamos a ponernos estupendos, que nuestras perspectivas son tener entre 40 y 60 diputados. Un ardilla no hace monte como una golondrina no hace verano, y yo sé mucho de eso, que llevo tres meses contemplando desde la ventana de mi casoplón serrano la naturaleza salvaje y exótica, sólo interrumpido de vez en cuando por los llantos de Iosef y Bakunin, perdon, de Leo y de Manuel, pobrecitos míos y pobrecitas mías, bueno, míos y mías no, porque eso sería una exteriorización de mi patriarcado. Ellos son suyos, de ellos mismos, salvo cuando hay que cambiarles el pañal, que entonces son de la mucama”.

> Otras noticias: