Ante el estado desastroso de Venezuela, Zapatero llega a Caracas para ver si lo empeora

Que la mujer del ex presidente le deje salir de casa vestido de Pablo Iglesias dice mucho de la falta de comunicación en ese matrimonio. Ahí lo dejamos.

El ex presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, el único político español que habla en esdrújulas, autor de frases como “És-paña juega en la Chám-pions League de la Ecó-nomia”, antes de conducir al país a una crisis sin precedentes. Zapatero, el socialista que con una déterminacion democrática y en recuerdo de su abuelito consiguió reabrir las heridas de la Guerra Civil a los tarados de los nietos y los bisnietos (negros de VOX al margen) de los que allí lucharon, murieron, sobrevivieron y, en la mayoría de los casos, perdonaron. El mismo Zapatero que prometió respetar cualquier Estatuto de Autonomía —por muy inconstitucional que fuera— que saliera del Parlamento de Cataluña y que proporcionó una excusa —de mierda, pero una excusa— a los nacionalistas catalanes cuando el Constitucional se cepilló unos pocos artículos.

PUBLICIDAD

Ese Zapatero, y no otro, llegó ayer a Caracas en un vuelo privado presumiblemente pagado con el pastizal que recibe de ciertos negocios petroleros contar nubes. Según testigos presenciales, varios empleados del handling de maletas del aeropuerto, al ver cómo descendía por la escalerilla del avión Falcon (iiiiiiih) de la estatal Petróleos de Venezuela al ex presidente español, huyeron por las pistas gritando “vamos a morir todos” antes de arrojarse a las fauces del motor a reacción de un avión “pa’ dejar de sufrir, chamo, qué vaina…”.

PUBLICIDAD

La misión del gran estadista español de acabar de joder la marrana empeorar las cosas en Venezuela “es difícil”, según varios analistas consultados por este periódico con un temblor en la mirada, pero los mismos también coinciden en que “apenas hay cuatro personas en este mundo que serían capaces de eso y de mucho más, y una de ellas es Zapatero”. Según las mismas fuentes, las otras tres, por orden de mayor a menor, son Pedro Sánchez, Pedro Sánchez y, quizá, Pedro Sanchez. “Y Carmen Calvo”, añaden otros analistas con petición expresa del anonimato para no quedar como machistas.

La noticia de la presencia de Zapatero en suelo venezolano para “reactivar el dialogo» entre un dictador sanguinario y los que están poniendo la sangre ya ha sido valorada por el presidente interino, Juan Guaidó, que se ha echado a llorar desconsoladamente.

Última hora: Hace unos minutos, Zapatero ha salido de Venezuela en el mismo avión de la petrolera PDVSA sin que se conozcan los motivos de su inesperada partida. Ante la esperanza de que Dios haya tenido algo que ver, habrá una misa de acción de gracias y un Te Deum público hoy a las 12 en la catedral de Caracas.

> Otras noticias: