URGENTE


Brian Fontaneda, de ocho años de edad y residente en Gargantilla del Lozoya, Madrid, ha batido el récord de longitud al escupir (y acertar) a su tía Andrea a una distancia de 9 metros. El insólito evento pudo ser homologado al acontecer en presencia de un juez del Guinness World Records: su tía Andrea, quien dio plena fe del mismo arremetiendo tras de Brian con una zapatilla.

Increíble, pero cierto:

¿En qué centro de negocios capitalino los fontaneros llamados para desatascar una de las bajantes principales se encontraron con que el atasco lo habían creado miles de preservativos usados?